Infección nosocomial


Las Infecciones Nosocomiales (IN) también llamadas Infecciones Hospitalarias, son infecciones que se desarrollan dentro de una unidad hospitalaria. Aparecen en los pacientes a las 48 a 72 horas luego de su ingreso a un hospital de agudos y que, a la vez, son provocadas por microorganismos multiresistentes adquiridos durante la hospitalización. La mayoría de las IN son clínicamente diagnosticadas mientras los pacientes se hallan todavía hospitalizados, sin embargo, el inicio de la enfermedad puede ocurrir luego de que el paciente haya sido dado de alta. Así, el 25 % de las infecciones de la herida quirúrgica se tornan sintomáticas luego de que el paciente fue dado de alta, estando en estos casos el paciente colonizado o infectado en el hospital, mas el período de incubación de la infección fue más largo que su estancia. Este mismo fenómeno es visto en pacientes con Hepatitis B, infecciones neonatales o abscesos mamarios. Las infecciones que se producen al momento del ingreso al hospital no se los cataloga como IN, estas son infecciones comunitarias, al menos que ellas resulten de una hospitalización previa.

Las IN no solo afectan a los pacientes, sino a cualquier persona que se halle en el entorno hospitalario como los trabajadores de salud (médicos, enfermeras, auxiliares, tecnólogos), auxiliares de servicios, personal administrativo, visitas, voluntarios y personal de apoyo. Las IN conllevan un aumento de la morbilidad y mortalidad hospitalaria, añadido a un consecuente aumento de los costos monetarios, determinados fundamentalmente por la prolongación de la estancia hospitalaria y del uso de antimicrobianos de amplio espectro mucho más costosos. Se considera que en los países desarrollados la incidencia de IN oscila en alrededor del 10% de los pacientes ingresados a unidades hospitalarias; este porcentaje se incrementa hasta un 25% en países en vías de desarrollo. En cuanto al tipo de localización, el 80% de las infecciones nosocomiales se hallan representadas por cuatro tipo de procesos : infecciones del tracto urinario asociadas al uso de catéteres, infecciones del sitio quirúrgico, septicemias asociadas al uso de catéteres intravasculares, y neumonía asociada al uso de ventilador en la unidad de terapia intensiva. Un cuarto de las IN se adquieren en la unidad de terapia intensiva y se ha demostrado que el 70% de las IN son debidas a microorganismos multiresistentes asociados con el uso inadecuado de antibióticos en el entorno hospitalario.

Causas de la Infección Nosocomial

Las causas de la Infección Hospitalaria se hallan bien establecidas y se resumen a las siguientes:

1.- La causa principal de la IN es la capacidad agresiva y contaminante que comportan muchas de la maniobras que se realizan en el hospital: cirugías, sondajes, cateterismos , etc.

2. Las defensas contra la infección se hallan disminuidas en los pacientes ingresados, ya sea por la misma enfermedad, por circunstancias acompañantes, o por las terapéuticas -drogas inmunosupresoras- a las que son sometidos.

3. El ingreso al hospital de pacientes con enfermedades infectocontagiosas que directa o indirectamente pueden transmitir la infección a otros pacientes y al personal sanitario.

4. Los pacientes hospitalizados son atendidos por un número importante de trabajadores de salud que, al no tener una adecuada higiene de manos, facilitan el intercambio de gérmenes entre ellos y los enfermos y así la flora existente en los pacientes a su ingreso se ve desplazada por la predominante en el ambiente hospitalario.

5. Por último la deficiencia en la ejecución de las normas de higiene hospitalaria debido al incumplimiento adecuado de las técnicas de limpieza, desinfección y esterilización.

El Control de las Infecciones Nosocomiales: Un Camino hacia la Excelencia

Al ser las infecciones nosocomiales una causa importante de morbilidad, mortalidad y costos; se justifica la puesta en marcha de una propuesta estructural e integrada que permita contener, o al menos disminuir, de manera significativa estos costos humanos y financieros. Se ha demostrado que los programas de control de la infección nosocomial son muy costo-efectivos ya que aproximadamente un tercio de estas infecciones son prevenibles, por lo que consideramos necesario desarrollar una amplia estrategia de prevención sustentada en cada realidad hospitalaria.

Nuestro trabajo se fundamenta en la ejecución de las medidas básicas del control de la infección nosocomial, como es el fortalecimiento prioritario de la higiene de manos, la higiene hospitalaria, la inmunización del personal de trabajadores de la salud, el uso racional de antibióticos, el control de la resistencia bacteriana, vigilancia de la infección hospitalaria, investigación e innovación y fundamentalmente la estrategia más importante, la menos costosa y la de mayor impacto en el ejercicio de la prestación sanitaria de calidad: la educación de nuestro más valioso recurso, los trabajadores de la salud.

Sabemos que la realidad de la infección nosocomial y la resistencia bacteriana están allí presentes; que también hay un largo y áspero camino por andar, en el que ya hemos dado los primeros pasos como es la Educación en la Higiene de Manos.

! Este es nuestro reto !



Creado: 2008-01-14 14:43:17 GMT-5
Revisado: 2013-01-13 13:35:16 GMT -5