Inicio

¡La higiene de manos es la medida más simple, barata y efectiva para la prevención de la infección nosocomial y la diseminación de la resistencia bacteriana!


Web Médica Acreditada. Ver más información
Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Las infecciones nosocomiales (IN) son un grave problema de salud pública y su control constituye uno de los más importantes retos de la medicina moderna. Las IN afectan aproximadamente a un 10% de los pacientes que ingresan a una unidad hospitalaria y este porcentaje puede aumentar a un 25% de los pacientes ingresados a centros sanitarios en países en vías de desarrollo debido a las precarias condiciones de higiene de las casas de salud. En este contexto, las manos de los trabajadores de la salud son el vehículo más importante para la transmisión de microorganismos multiresistentes y de infecciones hospitalarias a los pacientes ingresados a los centros sanitarios. Por lo tanto, la Higiene de Manos (HM) es el método más importante, simple, y barato para prevenir las infecciones nosocomiales y la diseminación de la resistencia bacteriana. Sin embargo, el cumplimiento o adherencia para esta simple acción de higiene sanitaria es muy bajo, ya que no supera el 60% en hospitales de países desarrollados y, que a la vez, es mucho más bajo en países en vías de desarrollo debido al déficit de insumos, agua, educación y motivación de los trabajadores de la salud.
¿Cuántos tipos de Higiene de Manos existen?
En el entorno hospitalario la higiene de manos puede realizarse de varias maneras:
• La higiene o lavado doméstico de manos con una simple barra o gel de jabón.
• La higiene o lavado antiséptico de manos con barra o gel de jabón combinado a una sustancia antiséptica.
• La higiene o fricción de manos con una solución basada en alcohol.
• La higiene o lavado quirúrgico de manos con un antiséptico que tenga un efecto residual.

Clasificación de la Higiene de Manos

En lo que se refiere al cuidado directo de los pacientes, se han definido dos tipos de higiene de manos: la higiene de manos con agua y jabón y la higiene o fricción de manos con soluciones basadas en alcohol. La higiene de manos con agua y jabón se sustenta en el principio de arrastre de las bacterias o detritus de las manos por el efecto detergente del jabón; en tanto que, la fricción basada en alcohol se fundamenta en la destrucción de los microorganismos por el efecto antiséptico del alcohol.

¿Porqué los trabajadores de la salud tienen un bajo cumplimiento con la higiene de manos?
Se ha demostrado que la adherencia a la higiene de manos por parte de los trabajadores sanitarios oscila entre un 5 y 60 % con un promedio de un 20%. Siendo, por obvias razones, los indicadores más bajos, los más prevalentes en los países en vías de desarrollo. La escasa adherencia a la higiene de manos se fundamenta en un déficit de conocimiento de la importancia e impacto de este simple procedimiento, así como en las dificultades logísticas para la realización del mismo como son: la sobrecarga laboral, el acceso a un lavamanos, escasez de agua, jabón, antisépticos, toallas desechables o dermatitis. Serias investigaciones han demostrado que estas bajas tasas de cumplimiento se sustentan en aspectos mucho más complejos del comportamiento humano como: procesos conductuales, actitudes personales y creencias culturales que hacen muy difícil y porqué no decirlo, un reto educativo el intentar modificarlos.

La Educación en la Higiene de Manos: ¡Nuestro Objetivo!
En este contexto, la educación en la higiene de manos se convierte en un reto y un objetivo prioritario de la salud pública. Ya que al mejorarla, optimizamos la higiene hospitalaria y de esta manera ofertamos una prestación sanitaria más limpia y segura, disminuimos la incidencia de infecciones nosocomiales y a la vez, detenemos la diseminación de la resistencia bacteriana en nuestras casas de salud.
Creado: 2008-01-14 14:38:23 GMT-5
Modificado: 2010-01-20 10:07:27 GMT-5
Revisado: 2013-01-13 13:28:15 GMT -5